5:34 p. m.


Creo que lo veía venir. Sí, lo veíamos venir. Pero aún así me rehusé a creer que podía pasar. O tal vez pensaste que no se atrevería, pero claro, cómo no iba a atreverse. Creo que es un poco difícil aceptarlo ... acostumbrarme.

Sin embargo, ¡tienes que acostumbrarte! o qué crees, que va a estar ahí para siempre? Para cuando tú quieras? Y haciendo siempre lo que tú quieres? Oye, pero no siempre hacía lo que yo quería! Eso es injusto. Cuántas veces yo también me he amoldado a su estilo de vida? A ese estilo de las 11 de la noche.

Ay pero eso es diferente pues, no vas a comparar su estilo de vida con el tuyo. Y todo eso pues ... que sonaba y tú corrías y adiós -sólo tú y yo lo entendemos-. Sabes? Como te decía la otra vez una de tus mejores amigas ... no creo que sea lo mejor querer enamorarse de alguien ahorita, ya te has dado cuenta de que no es lo que necesitas, no?. Así que ni se te ocurra hacerlo, porque ahí sí vuelas déjame decirte.

Bueno, hoy quiero salir, y saldré.


Diviértete, y deja de estar triste, por favor.


Ya ya, se intentará ok? Hasta pronto

0 Responses to "Monólogo interior"

Publicar un comentario